Incidencia del uso del RFC en la vida diaria de los mexicanos

El Registro Federal de Contribuyentes RFC es un requisito indispensable para la cotidianidad del mexicano actual. Se recalca que, aunque no es obligatorio, es requerido cada vez en más trámites diarios, no solo a aquellos inherentes a la Administración Tributaria, por lo que es vital poseerlo.

El RFC la base de todo los tramites

El RFC le será solicitado si desea acceder a programas sociales,  becas, subvenciones académicas y profesionales. En razón de la investigación, apertura cuentas bancarias, fideicomisos, adquirir títulos valores, tener tarjeta de crédito, vender propiedades y próximamente para comprarlas, obtener  Seguridad Social, participar en las Administradoras de Fondos para el Retiro, hacer uso de los servicios que presta el Instituto de Fondo Nacional de la Vivienda para Trabajadores INFONAVIT, entre otros.

Incidencia del uso del RFC en la vida diaria de los mexicanos

Gran parte de las empresas tanto del sector público como privado, solicitan entre los requisitos pre empleo la constancia RFC, por lo que debe tenerlo si aspira a un puesto de trabajo, en especial para los jóvenes que recién comienzan la vida laboral, quienes podrían tramitarlo con anterioridad para tenerlo listo una vez lo exijan sus futuros empleadores.

Obtener el RFC no genera obligación fiscal alguna. El mero hecho de gestionarlo no le impone gravámenes ni deber de declarar, pues hasta el momento en que emprenda una actividad económica, sea empresa propia, ejercer su profesión o hacerse empleado asalariado, es decir no tenga una actividad económica que requiera pago y declaración periódica de tributos, no le será exigido carga pecuniaria alguna. Por lo que no hay problema en tenerlo aunque no lo use.

Como se ha visto, todas estas son gestiones de la vida civil en las que es importante la presentación de la constancia RFC que tiene impresa su homoclave.

En cuanto a las diligencias que se realizan ante la Administración Tributaria, el RFC es aún más relevante porque la homoclave lo identifica de manera individual en el sistema.

Con ello puede pagar y declarar impuestos con la periodicidad que corresponda de acuerdo al régimen bajo el cual se encuentre registrado en el sistema fiscal. Si usted es un emprendedor y desea comenzar un negocio por su cuenta. El RFC es el documento que lo acredita para transar tanto con clientes como con proveedores.

Pues sin eso no puede emitir facturas ni solicitarlas personalizadas, por ejemplo.

De hecho, el RFC para el pequeño empresario es una herramienta útil y eficaz no solo para cumplir obligaciones, sino para acceder a beneficios. Pues el Estado prevé para los emprendedores inscritos una cartera de crédito y apoyo para iniciar su negocio a través de instituciones con dicha competencia, quienes le ofrecen ayuda financiera, capacitación, asesoría legal, entre otros.

Cualquier persona puede tramitar su RFC sin ningún cargo, pues los trámites relativos a este son totalmente gratuitos. Para cosas tan sencillas como la emisión de facturas de bienes y servicios, usted siendo cliente necesitará mostrar su RFC en comercios y establecimientos.

Sin embargo, cuando el dependiente del local no dispone de la homoclave del cliente, se procederá a hacer uso del RFC genérico el cual fue definido por el SAT, siendo para los mexicanos y personas dentro del territorio la codificación XAXX010101000, mientras que para los residentes en el extranjero corresponde XEXX010101000.